Las palabras tienen más poder de lo que nos imaginamos, así que cuidemos muy bien cada cosa que le decimos a nuestra pareja, a nuestra familia, compañeros, amigos o a cualquiera que nos encontremos en la calle. Busquemos siempre palabras positivas que generen en la otra persona una sonrisa, porque nada más el acto de sonreír produce felicidad y producir felicidad en el otro nos lleva a ser  más felices nosotros mismo. No tenemos que estar llenando de halagos a nuestra pareja, simplemente con que una vez el día le digamos lo hermosa o hermoso que es, lo especial que es para nosotros, lo mucho que lo/a queremos, puede ser suficiente para ser más felices.

En este video, una estudiante de 18 años, Shea Glover, que simplemente quería tomar fotos de algo hermoso para su proyecto de arte, sin quererlo, generó felicidad en cada una de las personas que participaron en él, convirtiéndose en un experimento social. Los invito a que le digan a su pareja, todos los días, lo hermosa o hermoso que es para ustedes, un detalle tan simple como éste es parte importantísima del juego previo que se da por fuera de la alcoba.

Estimulemos el oído, la mente y las emociones para ser más felices y tener relaciones más placenteras